No todos los ERP son apropiados para utilizar en una empresa. Antes de tomar la decisión de adoptar un software en específico, siempre es conveniente establecer unas prioridades en la empresa y probar diferentes programas para ver en qué medida se podrían ajustar a lo que estás buscando.

Un ERP es un sistema de planificación de recursos empresariales. Es un software lo suficiente importante como para determinar la manera en que tomarás decisiones de compra y venta durante el tiempo que lo estés utilizando. En este sentido, conviene tomárselo muy en serio. Creemos que hay al menos 9 elementos importantes que hay que tener en cuenta a la hora de escoger el ERP adecuado para nuestro negocio.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir un ERP

Las preferencias cambian de una empresa a otra, pero hay algunos valores fundamentales que deben prevalecer para que el uso de un ERP sea funcional dentro de cualquier negocio y no estemos gastando nuestro dinero de balde.

1. Adaptabilidad

Nuestro ERP tiene que ser adaptable realmente a nuestro negocio. Hay ERP genéricos para PYMEs y hay otros específicos. A lo mejor un software muy específico, que está destinado a colegios o a hospitales, concretamente a tu empresa no le sirve, y necesitas uno más genérico. En cualquier caso, hay que comprobar que nuestro ERP está adaptado realmente a nuestras necesidades.

2. Interfaz sencilla

Otro de los aspectos clave para que sepas manejar el programa es que la interfaz sea sencilla, intuitiva y contenga todos los elementos que necesitas a la hora de gestionar los recursos de tu negocio. Si la interfaz resulta complicada, poco atractiva o poco intuitiva, es fácil que te acabes cansando del programa y no lo utilices con la frecuencia que deberías a la hora de tomar tus decisiones.

3. Conexión con otros programas

Lo ideal a la hora de trabajar con un software ERP es que podamos conectarlo con otros programas, como por ejemplo tu tienda Prestashop. Un ERP en la nube necesita disponer de un módulo que permita conectar los dos sistemas, de manera que la información de uno pueda estar sincronizada con el otro y la gestión de tus recursos empresariales pueda ser mucho más fácil.

4. Acceso en la nube

Poder acceder libremente en la nube al programa es algo muy necesario hoy día. Piensa que en muchas ocasiones querrás consultar el programa desde tu móvil, o estarás de viaje y querrás conectarte a través de tu portátil y tu conexión a Internet. Si tu programa no está en la nube y no puedes acceder a él vía remota a través de un usuario y contraseña, significará que sólo puedes conectarte desde el ordenador en el que lo tengas instalado.

5. Seguridad

La seguridad es otro de los factores clave que hay que tener en cuenta. Hoy día se habla mucho sobre la seguridad en la nube, pero lo cierto es que en muchas ocasiones es más seguro tener nuestro software alojado en un centro de datos moderno y eficaz, con un montón de medidas de seguridad, con redundancia de datos en otros sistemas, que instalarlo en nuestro propio servidor en las dependencias de nuestro negocio, muchas veces sin el debido cuidado.

6. Precio

Hay programas ERP que pueden llegar a ser extraordinariamente caros, debido probablemente a que están enfocados a empresas de gran tamaño. No necesariamente una pequeña empresa que quiera adquirir un ERP ha de costear precios tan desorbitados. Hemos de pensar racionalmente y entender qué es lo que va a aportar el software a nuestro negocio. Aunque es verdad que puede reportar beneficios, no tenemos que olvidarnos nunca del retorno de la inversión. Si el programa es excesivamente caro nunca acabaremos de recuperarnos. El negocio es lo primero.

7. Navegabilidad

Obvia decir esto, pero nuestro software ERP debería ser fácilmente navegable y accesible en todo tiempo. Si nos vamos encontrar a menudo con problemas de accesibilidad, debido a que no se está empleando una infraestructura adecuada, entonces tendremos un serio problema que nos puede dejar tirados en más de una ocasión. Esta situación puede preverse si utilizamos el programa primero durante un período de prueba.

Puedes conocer myGESTIÓN durante 15 días y experimentar por ti mismo cómo funciona y en qué medida beneficia a tu negocio.

8. Soporte

El soporte del software ERP con el que trabajes también tiene que ser un aspecto fundamental que nunca hay que olvidar. Si tu soporte no responde tus preguntas, o tarda demasiado en contestarlas, obviamente, no es soporte, ni es nada. Debes trabajar con una empresa que te trate con respeto y se tome tu satisfacción en serio.

En lo que respecta al soporte, hay que tener en cuenta que también es importante la existencia de manuales, documentación o tutoriales para ir aprendiendo a aprovechar todas las funcionalidades del programa. Con myGESTIÓN puedes ver los vídeo-tutoriales que estamos haciendo en nuestro canal de Youtube.

9. Escalabilidad

El factor escalabilidad también es importante a la hora de escoger un buen ERP para tu negocio. En el caso de que no tenga suficiente escalabilidad, tendrás que llevar a cabo una migración a otro software en poco tiempo para poder seguir utilizándolo, lo cual te supone una pérdida de tiempo que podemos evitar de antemano haciendo una correcta planificación.

¿Qué otras cualidades crees que debería tener un software ERP en la nube? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!