Muchas empresas se plantean iniciarse en el mundo del e-commerce. Algunas son PYMEs que están buscando aumentar la facturación a través de una tienda online, como una fuente de ingresos extra. Otras son pequeños negocios iniciados por una o más personas que detectan un nicho de negocio en el que creen que pueden obtener rentabilidad.

Lo cierto es que el mundo del comercio electrónico es mucho más complicado de lo que a veces pudiera parecer. Hay que tener en cuenta diversos aspectos si se quiere hacer bien desde el principio, ya que son muchas las tiendas online que fracasan y no llegan a obtener una rentabilidad aceptable.

En este post vamos a comentarte algunos de los errores más comunes que debes evitar a la hora de empezar a vender por Internet.

Error 1: falta de planificación

La ausencia de un objetivo y un plan de negocio claro es uno de los mayores errores que puedes cometer a la hora de intentar vender por Internet. Si no sabes cuál es tu objetivo, ¿cómo vas a poner en marcha las acciones necesarias para lograrlo?

El objetivo no debe ser, simplemente, una idea muy general, como “vender” o “ganar más dinero”. Es importante ser específicos y trazarse un objetivo realista, ya que eso nos dará una idea de lo que se puede hacer.

Error 2: falta de eficacia en los procesos

En el mundo del comercio electrónico, la gestión eficaz de los pedidos es fundamental. Si cuando recibes un pedido, automáticamente no llega éste al almacén y se pone en marcha todo el proceso logístico, no siempre se cumplirá con las condiciones de envío debido a una falta de estandarización de los procesos. Incluso entre los pedidos iguales, el proceso es diferente porque depende de un montón de factores.

Lo ideal es que haya un webmaster o profesional pendiente de mirar los nuevos pedidos todos los días y ocuparse de la tarea que tenga que realizar, ya sea dar una orden de pedido a una distribuidora o dropshipper, o empaquetar el producto y enviarlo a través de Correos o un transportista privado. El timing será un elemento fundamental para la eficacia del proceso, especialmente en las épocas en las que haya muchos pedidos.

Error 3: mala gestión de inputs y outputs

La gestión de pedidos es tan importante como el aprovechamiento de toda la información que llega a la tienda online, desde los datos de cliente hasta el registro de la propia venta. Querer gestionar todos esos datos de manera manual y sin ningún software que se ocupe de esta tarea puede llegar a ser una verdadera locura.

Lo mismo pasa a la hora de introducir nuevos productos. No puedes estar eternamente introduciendo productos en un catálogo offline y luego tener que volverlos a introducir en tu tienda en línea. Conectar nuestro software de facturación en la nube con nuestro Prestashop nos ayudará a gestionar mejor el registro de todos los datos y aprovecharlos.

Error 4: Desorientación en la atención al cliente

Supongamos que, fruto de la publicidad online, empieza a llegar un montón de tráfico a tu tienda. Todos los días empiezas a recibir pedidos de información a través de diferentes canales, gente que está buscando productos concretos. ¿Es tu atención al cliente multicanal, o solamente atiendes al teléfono de la tienda?

Lo ideal para poder aumentar al máximo nuestra facturación con nuestra tienda online es que estemos pendientes de atender a nuestros clientes y darles un buen servicio. El tiempo de respuesta es primordial a la hora de vender, ya que si el posible comprador quiere el producto pronto y ve que tardas mucho en responder, se irá a otra tienda a buscarlo.

Para llevar la atención al cliente de manera profesional y gestionar nuestras relaciones con los clientes de forma más eficaz, es importante utilizar un CRM cuyos datos también se puedan aprovechar en la toma de decisiones de nuestra tienda.

Error 5: los problemas técnicos

Una tienda online puede tener problemas técnicos a los que debemos hacer frente si queremos aumentar nuestra facturación. Por ejemplo, está demostrado que la velocidad de nuestra tienda online es un factor que influye en las ventas. Cuanto más lenta vaya tu página a la hora de cargarse, más gente se desesperará y le dará a la equis para ir a buscar el producto a otra página.

Dentro de todo ese tráfico, pudiera haber alguna venta potencial que habrías dejado de ganar porque tu tienda es muy lenta. Si trabajas con una tienda online en la nube, revisa el plan que estás utilizando y plantéate la posibilidad de utilizar infraestructura como servicio. Con un servidor propio, tu tienda funcionará más rápido y estará mejor optimizada para SEO.

Además, estudia la posibilidad de que un programador o desarrollador Prestashop aplique algunas técnicas de WPO en el código para que tu tienda funcione más rápido.

¿Estás gestionando una tienda online y crees que estás cometiendo alguno de estos errores? ¡Comparte tus dudas con nosotros en los comentarios!